jueves, 17 de julio de 2014

Mis Caminos de Santiago

La  fresca brisa me da la bienvenida  al iniciar la marcha, nada más bajar del autobús. La mejor bienvenida para iniciar a caminar, paso a paso, minuto a minuto, con la única carga de las pocas pertenecías (que muy racionadas) llevo tras de mi en la mochila.

Son las 6 de la mañana y sin apenas dormir en el autobús comienzo a dar vueltas por Villafranca del Bierzo. Ahora las gotas de lluvia se estrellan en mi rostro frió, pero sonriente. No me importa dar vueltas hasta encontrar las primeras flechas del camino, que me guiarán un año más hacía Santiago.

Me siento libre y ligera pese al peso de la mochila, y sigo caminando mientras veo amanecer y me digo a mi misma una y otra vez que existen en esta vida pocas cosas tan especiales como admirar los primeros rayos de sol de la mañana.
Y mientras camino, veo los grandiosos árboles que se inclinan hacía el camino y nadie se fija en ellos...no saben que llevan más tiempo por esas tierras que nosotros y que sus raíces son muestras del paso del tiempo y la eternidad.

Y pese a que al iniciar el día tienes más o menos planificada la ruta hasta el próximo destino, cada día es un autentica aventura....

Dicen que el camino de Santiago es como la vida misma....y tienen mucha razón.

Para mí es un auténtico espejismo en la rutina diaria. Desde que te levantas vives en un mundo paralelo donde las cosas materiales no tienen importancia. Te muestras tal como eres, sin miedos  ni caretas y con el único propósito de ser feliz y disfrutar de cada paso. Así, por lo menos, cada año lo vivo o intento disfrutar yo.

Por supuesto no todo el mundo lo vive así. Y cada forma de vivirlo es mas o tan respetable como la  
mía. Pese a que por supuesto la mía es mejor (guiño, guiño)

Yo por ejemplo, prefiero sentarme en una pradera al margen del camino y disfrutar de la vegetación, de alguna mariposa de colores que se posa suavemente sobre mi bastón o de la bella armonía de una pequeña cascada de agua; es entonces cuando me dan ganas de tumbarme a escuchar música y no me queda más remedio que tumbarme, y ya no ando hasta que soy consciente de  que hay que retomar el camino hasta el próximo destino. Entonces me quito los auriculares y vuelvo al mundo real.

Y voy conociendo cada día a más gente de la condición, raza y país más remotos y dispares que sólo por estos lares se pueden encontrar, disfrutando de su compañía, y emocionándome con sus gestos y atenciones hacía mi, y pese a no conocerme comparten conmigo alegrías, tristezas y vivencias que hacen que una simple cena o comida sea un recuerdo  para toda la vida.

Personas increíbles que son capaces de mostrarte lo mejor que llevan dentro...gestos como el darte la mano y tirar suavemente de tí cargando más peso aún para facilitarte subir una cuesta, con piedras, calor...Sintiendo así el apoyo más cercano y único en el camino.

Participantes anónimos durante el camino que dejan huella y forman parte de tu vida en ese precisa etapa del camino.

Y me enamoro de lugares, de albergues de piedra porque únicamente han sido construidos gracias a la amistad y buena fe de sus dueños, formando una atmosfera de cariño y buen ambiente que hacen que me quiera quedar a vivir por allí.

Por eso y mil historias más recorro desde hace 7 años parte del camino de Santiago. Mi camino de Santiago.

1 comentario:

  1. Hola Jessica, me ha encantado tu historia, hace mucho tiempo que estoy pensando en hacer el camino de Santiago, pero bien es cierto que por un motivo u otro nunca lo he hecho, y esta vez si que me gustaría emprenderme en esta aventura, una aventura de encontrarme a mi misma y que mejor forma de hacerlo que haciendo el Camino. Pero bien es cierto, que me gustaría empezar desde Roncesvalles, pero claro está, que si lo hago andando no llegaré a Santiago, pues como mucho dispongo de 15 días. Me gustaría que me aconsejaras, desde donde empezar, si hacerlo quizás en 2 partes, primero una semana, y más adelante otra semana, o empezar desde un punto que me de tiempo en 7 días de llegar a Santiago. Graciassss.

    ResponderEliminar